miércoles, 10 de diciembre de 2008

pido perdon zine va al cine


Msyterious skin

No soy crítica de cine, ni pretendo serlo. Es más, no veo todo el cine que me gustaría y me faltan elementos para transmitirles todo lo que esta peli me provocó (están todxs invitadxs a escribir sus reseñas de pelis o a hacer aportes). Buscando, encontré esto que me gustó bastante:


acá les pego unos fragmentos:

En 1981, Brian (Brady Corbet) tenía ocho años y estaba sentado en el banquillo durante un partido de la liga juvenil de béisbol. Cinco horas después despierta en el sótano de su casa con una hemorragia nasal y sin recuerdos. Brian moja la cama y tiene pesadillas, también inventa: fue abducido. Y pasa el tiempo, Brian llega a la adolescencia, torpe, acomplejado y entregado a la causa OVNI, también Neil (Joseph Gordon-Levitt), su compañero de infancia, se ha hecho mayor. Neil es la antítesis de Brian, él es sexy, jugador estrella y experto en juegos con hombres adultos con los que nunca se compromete. Mientras Brian encuentra en Avalyn Friesen (Mary Lynn Rajskub) la posibilidad de asumir sus experiencias inhibidas, Neil huye a Nueva York a rozar el lado peligroso.

Después de siete títulos a cual más bizarro, Gregg Araki se entregó a la adaptación de la novela homónima de Scott Heim, fascinado por el enfoque onírico con el que el escritor abordó un tema tan espinoso (por su herética fama y nuestra moralista amnesia histórica) como la pederastia.

El film consigue resumir con mucha inteligencia el porqué y cómo construimos defensas psicológicas para soterrar episodios traumáticos, revistiendo el dolor o la vergüenza de fantasía o simplemente negándolos desde el vacío voluntario, además de que como ya he dicho encara la pederastia con una franqueza inusual. Tal vez sea ése el hecho que consigue hacer tan atractiva una historia a todas luces tan hiriente, crear un enigma en torno a los personajes y contemplarlo desde fuera, obteniendo una constante dualidad que no ambigüedad, pues se expone todo con cristalina claridad.

La música es una maravilla, compuesta e interpretada entre Robin Guthrie (guitarrista de los inolvidables Cocteau Twins) y Harold Budd, veterano pianista experto en ambientes y atmósferas gaseosas.

Una película valiente de verdad, tan introspectiva como afilada en su narración, honesta y brutal.

(gracias Tintxo por los links para bajar la peli que pusiste acá: http://ardesodoma.blogspot.com/2008_08_01_archive.html)

2 comentarios:

miriam dijo...

Uy, volviste!
Y comenzando una nueva carrera...
yo te leo como crítica de cine, sí!
Beso, L.
M.

Queen Ludd (punk luddita) dijo...

bueno, por el momento, sólo se trata de emociones...pido perdon zine mira, lee o escucha y ahí van las emociones, en formato fanzine!